El labial naranja es uno de los productos más “complicados” de llevar. A mi me encanta pero no todos los tonos me van y aprendí con el tiempo a identificarlos y Jamás usarlos!
Debo recordarte que hay un montón de tonos y matices en color naranja que se adaptan a cada color de piel y cabello. Aquí te doy algunos ejemplos:

Según el cabello:
Los labiales naranja-rosados quedan mejor a las mujeres de pelo rubio, y los tonos naranjas más vibrantes quedan muy bien a las mujeres de cabello oscuro. A las mujeres con el pelo rojo les quedan bien casi todos los tonos de naranja.

Según tu piel:
Si tienes la piel clara, opta por un color naranja natural con matices tierra (color ladrillo por ejemplo) y evita los labiales muy mate y brillantes.
Por el contrario si eres morena la textura mate y el color “encendío” te favorece un montón!
Cuidado con las pieles de color ámbar (indias o bronceadas) porque en el fondo este tipo de complexión esconde un tono cálido. Así que en este caso es mejor optar por un color naranja rojizo. Desterrar los tonos claros y pastel ya que no le favorecen nada a tu piel.

Por último…

Si tu dientes no son blancos puede que el labial naranja no te convenga y aumente el riesgo de imperfección. En ese caso opta por un rojo sangre.